Inicio Cultura El agua regresa a la fuente de la Plaza de la Concepción,...

El agua regresa a la fuente de la Plaza de la Concepción, la primera de agua canalizada que hubo en la ciudad

El agua ha regresado a la fuente de la Plaza de la Concepción, en una actuación que ha sido llevada a cabo por el Consorcio Cáceres Ciudad Histórica, donde también se ha instalado una placa informativa sobre la que fue la primera fuente de agua canalizada en la ciudad.

Con un presupuesto de 16.500 euros, además de colocar un circuito cerrado con un serie de cántaros, réplica de los de la época, para que se pueda comprender ese sentido a la hora de recoger el agua, también se han llevado a cabo actuaciones en otras 3 fuentes históricas (plaza de San Jorge, plaza de San Pablo y el Barrio Judío), y se han incorporado tres nuevas para facilitar a los turistas el refresco tanto para ellos como para las mascotas, y para los cacereños y cacereñas, una de ellas muy cerca de esta plaza.

La fuente de la Plaza de la Concepción, ha explicado el concejal de Patrimonio José Ramón Bello, “más conocida por la fuente de Santo Domingo, data de principios del siglo XX, y fue la primera que ofreció a los cacereños y cacereñas agua canalizada, que procedía de un depósito existente en la zona de Aguas Vivas, y de ahí se trasladaba hasta esta plaza”.

En Cáceres, el problema del abastecimiento doméstico del agua ha sido una constante histórica. A principios del siglo XX se instalaron varias fuentes de agua potable en puntos estratégicos de la ciudad.

La fuente de la Plaza de la Concepción, también llamada de Santo Domingo, fue la primera de agua canalizada, la cual era dispensada al insertar una ficha-moneda. Se podían llenar hasta cinco cántaros a la vez, colocados en hendiduras en la cantería.

“Esta intervención se une a otras que se están llevando a cabo en el entorno del casco histórico y el plan de protección de la ciudad para hacer más agradable y amigable la ciudad a las miles de personas que esperamos que nos visiten, y también a los cacereños y cacereñas”, ha destacado Bello.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí